Viernes, 18 de Agosto de 2017

Desigual se rebela contra el statu quo.

La firma de moda Desigual presentó su última colección otoño invierno en la pasarela de la New York Fashion Week-AW17, en la que una vez más quiso rendir homenaje a la mujer extraordinaria, esta vez inspirándose en las subculturas de los años 60, 70 y 80 del siglo XX.

“Nos hemos inspirado en aquellos movimientos estéticos y culturales que durante una época formaban parte de la periferia y eran residuales pero que podemos traer al siglo XXI y hacerlos mainstream”, explicó el director de comunicación de Desigual, Daniel Pérez.

En concreto, la marca barcelonesa se centra en esta nueva colección, “Extraordinary”, en el punk de Los Ángeles y San Francisco de los 60 y 70, sin querer olvidar la versión española de los años 80. El punto de nexo entre estas culturas alternativas es el papel destacado de la mujer, que se rebelaba contra el statu quo y debatía cuestiones de género, y que además se expresaba estéticamente de una forma muy libre.

“Todo lo que era la mezcla, de lo nuevo con lo viejo, del lujo con lo industrial, de los tejidos, formaba parte indiscutible de estas tendencias”, señaló Pérez. Por esta razón, Desigual quiere incorporar esas características, y añadirles un elemento extraordinario, para convertir una prenda regular en algo especial.

Así, la empresa española presentó en Nueva York piezas de todo tipo, tanto pantalones anchos como estrechos, abrigos extremadamente largos y faldas muy cortas, y todo ello en una gran variedad de tejidos, estampados y diseños.

“Hemos utilizado tejidos que van desde el tricot hasta las lanas combinadas con chiffon, y el denim está muy trabajado a mano con artesanía en pasamanería, haciendo esa combinación de lo moderno con lo tradicional, algo muy característico de la marca”, matizó el portavoz de la firma catalana.

El rojo, el blanco y el negro también tienen una presencia destacada en esta nueva colección de Desigual, que tiende además hacia los colores inspirados en la naturaleza y las combinaciones de azules y verdes en rayas. Según Pérez, “en cuestión de estampados, hay mucha influencia del tartán inglés, del punk, y mucho tricot”.

En las prendas exteriores dominan el azul y granate a cuadros para las lanas, y el caqui y el marrón en tejidos de sastrería y chaquetas de inspiración militar. Esta vez, además, Desigual decidió apostar por la influencia de elementos más deportivos, dada la creciente presencia del mundo del deporte en la vida diaria de la mujer.

“El sporty lo combinamos de forma muy especial y personal con tejidos que no tienen que ser obvios, como algodón con detalles en dorado”, agregó el representante de la firma.

Además de en sus prendas, Desigual incluyó elementos novedosos en su presentación, como la retransmisión en vivo de su desfile a través de la red social Facebook. Esa misma plataforma también fue utilizada para la elección de la vestimenta de la influencer Erika Boldrin, votada por sus seguidores.

El desfile contó con la presencia destacada la actriz española Berta Vázquez, que lució una colorida chaqueta estampada de la firma. “Desigual le está dando vida y rescatando las subculturas de los 60, 70 y 80. Han cogido lo que en su momento no supuso un boom y lo han puesto en esta colección”, señaló la intérprete.

“Hay mucha variedad tanto de tejidos como de colores, y puedes escoger lo que más se acerque a tu estilo, a tu personalidad o a tu momento vital. En una sola colección abarcan muchísimo”, añadió.

Texto: EFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super