viernes, 22 de septiembre de 2017

Tokio: un viaje trepidante a Technopolis.

Tokio es una de las mayores ciudades del mundo y, sin lugar a dudas, una de las más dinámicas. Aunque a simple vista no parece ofrecer ningún rasgo característico, se trata de una compleja metrópolis formada por una serie de pueblos y distritos interconectados, con sus propios vecindarios, carácter y energía.

La zona de Tokio que presenta mayor interés para el turismo es la que queda delimitada por la línea circular del tren urbano JR, conocida como la Línea Yamamote. Dentro de este círculo, la mayoría de los lugares que se pueden visitar son fácilmente accesibles. Las mejores épocas para viajar son desde finales de marzo hasta principios de mayo, así como el otoño.

El gran terremoto de 1923 y el bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial destruyeron la mayoría de los edificios tradicionales, aunque todavía es posible experimentar el sabor de la cultura popular en los distritos de Ueno y Asakusa, en el noroeste de la ciudad. El Parque Ueno —el primer parque de Tokio— es el centro cultural de Tokio.

El mercado de pescado de Tsukiji es uno de los lugares más fascinantes para visitar, pero abre antes del amanecer y para las 9:30 de la mañana todo ha terminado definitivamente, vale la pena despertar temprano y vivir la experiencia.

En Tokio, la vida nocturna no tiene límite. Buena parte de los oficinistas van directamente del trabajo a un bar o club para tomar una copa. La noche empieza temprano, alrededor de las 18:00 horas, y para la mayoría termina también antes de la medianoche. A esa hora, los noctámbulos se dirigen hacia Roppongi, donde las discotecas están abiertas hasta primeras horas de la mañana. Harajuku es el distrito punto de reunión de la moda juvenil más extravagante. Para una diversión más tranquila, los distritos del Ginza, Asakusa y Akasaka ofrecen muchas posibilidades: desde la animación de los locales con música hasta las canciones y los bailes tradicionales y la música de shamisen que tocan las geishas ataviadas con sus maravillosos kimonos. El visitante más intrépido puede optar por una velada más atrevida en Shinjuku, y más especialmente, en la zona de Kabukicho o en Shibuya y su barrio de Dogenzaka, un universo conformado por un sinfín de salas de masaje, bares informales y puestos de comida de todo tipo.

Tokio es el sueño de todo comprador, no sólo por la variedad de artículos disponibles sino también por la calidad del servicio. Entre los grandes almacenes más conocidos están: Mitsukoshi, Seibu, Wako y Takashimaya. Todas estas tiendas se localizan en el distrito de Ginza y quedan a corta distancia unas de otras.

La ciudad cuenta con una amplia variedad de hoteles, aunque la localización más próxima al centro resulta siempre la más conveniente. Las mejores zonas son Akasaka, Ginza, Shinbashi y los alrededores de la Estación.

Texto: Carla Sanjuán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super