lunes, 11 de diciembre de 2017

El regreso de la estrambótica Bridget Jones.

Helen Fielding, chica con aspecto de ingenua mujer inglesa, cursó Filología en Oxford y a su término comienza a trabajar en la BBC. Escribió su primer libro sobre experiencias periodísticas en África, cosechando poco éxito.

Después de su fallido debut literario, nada hacía suponer que tras la célebre columna de carácter jocoso que publicaba en el periódico The Independent había un auténtico fenómeno social. El propósito de la autora no era escribir una declaración sobre la mujer, sino dar a entender a los lectores que es posible reírse de uno mismo y que esto da fortaleza y confianza.

La idea partió del editor Charles Leadbeater, y en febrero de 1995 la periodista británica escribe un primer artículo bajo su álter ego Bridget Jones: una mujer joven y urbana cuya vida es un caos emocional. Fielding inventó el recuento diario de Bridget de cigarrillos, calorías, copas de chardonnay y minutos empleados en obsesionarse con su enredada vida amorosa. Bridget Jones; sus estrambóticos amigos Shazza, Jude y Tom; su abyecto novio Daniel Cleaver; el príncipe de sus sueños Mark Darcy; y Pamela, su espantosa madre… El argumento parecía contemporáneo, pero en realidad se basaba en la novela de 1813 “Orgullo y prejuicio”, escrita por Jane Austen. Un ejercicio de reinterpretación introspectiva que partía de la parodia. El éxito de la “bridgetmanía” radica en este punto cómico y en el uso del sarcasmo para contar hechos con una cierta verosimilitud.

La escritora asegura que el personaje que creó no tiene nada que ver con ella misma: reconoce que Bridget Jones encarna más bien aspectos cotidianos de la mujer estereotipada de la última década del siglo XX que debido a la presión social estaba convencida de que en todo momento tenía que ser perfecta, y que si no lo era no tenía valor, y eso ni era ni es así.

En 1998, se publica el libro “El diario de Bridget Jones”, del que se vendieron un millón de ejemplares sólo en el Reino Unido. No se trataba de ninguna guía, sino que era una novela. Una novela que ha sido analizada por mucha gente y de formas muy distintas. Cuenta la autora que un amigo suyo que la leyó pensó que era fruto de una mente lunática, pero cuando algunas mujeres la leyeron y se reconocieron en algunas particularidades del personaje, Fielding empezó entonces a conceptuar su trabajo como algo más, que tocaba hondo.

La parodia de la mujer de los 90 se paseó por el cine en dos ocasiones: en la película de 2001 dirigida por Sharon Maguire “El diario de Bridget Jones” y en la secuela de 2004 “Sobreviviré” de Beeban Kidron, basada en la novela homónima publicada en el año 2000.

Helen Fielding cogió una semilla y la cosechó, y de ella surgió un personaje encantador por su humanidad y, sobre todo, por su falta de perfección.

En setiembre de 2016, Renée Zellweger regresará a la gran pantalla en el filme “El bebé de Bridget Jones”, una vez más bajo la dirección de Sharon Maguire. En esta ocasión, encarnando el papel de una Bridget ahora ya con los 40 años recién cumplidos, soltera de nuevo y decidida a comenzar una nueva etapa en su vida.

Texto: Patricia Peláez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super