lunes, 25 de septiembre de 2017

Milán: la ciudad del arte y la cultura.

Vista general de la ciudad desde lo alto del Duomo di Milano. Fotografía de archivo.
Vista general de la ciudad desde lo alto del Duomo di Milano. Fotografía de archivo.

Milán es la urbe más importante del norte de Italia, es además la capital de la región de Lombardía. Se considera el centro financiero, político y cultural del país, siendo un importante pilar de la economía italiana. Con casi un millón y medio de habitantes, es la segunda localidad con mayor población de Italia y la única totalmente integrada en la idiosincrasia de las capitales culturales, industriales y financieras de Europa. Roma es la capital administrativa pero Milán genera la riqueza del país.

Milán se encuentra situada en el centro mismo de la llanura Padana, entre los Alpes los Apeninos. Es famosa por sus prestigiosas firmas de moda, por el tradicional pastel navideño panettone, por su catedral y por su conocidísimo Teatro de La Scala. El Castillo Sforzesco es uno de los símbolos de la ciudad junto con la famosa Madonnina y la Galería Vittorio Emanuele II. Milán tiene muchos palacios históricos famosos como el Palazzo Reale, que se sitúa en el lado sur de la Piazza del Duomo.

La Piazza del Duomo marca el centro de la ciudad, donde se alza la imponente catedral; el edificio gótico más grande de Italia y el tercer templo cristiano más grande del mundo. Milán siempre ha sido una ciudad próspera e importante, un lugar para artistas famosos de todas las épocas (la Familia Visconti, Donato Bramante, Leonardo da Vinci, Giuseppe Verdi, etcétera) que presenta una particular variedad de edificios y monumentos. La opinión ampliamente difundida sobre Milán era que se presentaba como una ciudad sin prejuicios, abierta y acogedora, que daba la bienvenida a sus visitantes de un modo sin cero aunque a veces pareciera ser un poco brusca. Durante el Renacimiento experimentó importantes cambios en la cultura y el arte con una gran contribución del Neoclasicismo.

El festival de Sant’Ambrogio se celebra una vez al año, cada 7 de diciembre, en conmemoración del Santo local. Durante ese día tiene lugar la feria “O bei! O bei!”. Este festival coincide más o menos con la inauguración del ciclo de espectáculos teatrales de La Scala. Para la ocasión, toda la zona se llena de tenderetes donde se pueden encontrar objetos de artesanía y productos gastronómicos; carne fresca, queso, dulces, castañas asadas y el vino oficial del día, el “vin brulè”. Por otro lado, el Carnaval Ambrosiano es otro evento folclórico milanés que se festeja vistiendo el típico traje de época (el “meneghino”). Además de estos eventos hay celebraciones como el “Corteo dei Re Magi” el 6 de enero, el “Tredesin de Mars” el 13 de marzo o la Feria de las Flores, donde los maestros floricultores exponen sus fabulosas obras a lo largo del Naviglio Grande. Por un día las calles lucen como jardines colorados y la mejor creación ornamental recibe un premio de honor.

Texto: Mauro Sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super