viernes, 22 de septiembre de 2017

TinFunding, otras ayudas para estudiantes.

La subida de las tasas de matriculación y la reducción de inversión en becas ha llevado a los estudiantes a buscar nuevas formas de pagar sus estudios. Las plataformas de crowdfunding no se ajustan a las necesidades de los estudiantes. Pero los estudiantes saben cómo ganar dinero.

El incremento del canon universitario hasta un 65%, y la caída de las becas en un 27% en los últimos 5 años han obligado a más de 70.000 universitarios en el curso 2015-2016 a abandonar sus estudios por no poder costear su matrícula.

Algunas plataformas de crowdfunding ofrecen sus servicios a estudiantes necesitados de dinero; pero el sistema de recompensas no llama a la inversión de los mecenas y los estudiantes no suelen llegar a obtener los ingresos necesarios.

En cambio, en la actualidad sí que existe un modelo que funciona: las ventas relacionales. ¿Nunca has comprado una participación para una rifa, las siempre socorridas galletas, o lo que sea, para ayudar a algún conocido a financiar su viaje de fin de curso? Inspirado en esta venta relacional clásica, y adaptado a los gustos de los jóvenes de hoy, nace en 2015 TinFunding.

Su funcionamiento es sencillo: bien desde la aplicación programada para dispositivos móviles y tabletas o desde el sitio web tinfunding.com, el estudiante tiene la posibilidad de abrir una hucha para conseguir dinero para una causa determinada. Esta hucha puede ser individual, para pagarse la matrícula universitaria por ejemplo, o en grupo, para poder recolectar dinero con los compañeros de clase para el viaje de fin de curso o el evento que deseen.

Una vez creada la hucha, el estudiante invita a sus contactos a la tienda de TinFunding, donde encontrarán ofertas de todo tipo, o también puede compartir estas ofertas en sus redes sociales. Todas las compras de sus contactos reportarán donaciones al estudiante que se irán acumulando en su fondo (el comprador sabe cuál es el precio del producto, la donación que recibe el estudiante, un mínimo de 5 euros, y para qué causa se está realizando la donación).

Diseñada y desarrollada con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona, y financiada por el Ministerio de Industria y Turismo, TinFunding cuenta actualmente con más de 1.000 estudiantes en Barcelona que están consiguiendo dinero para sus necesidades. Según palabras de su CEO Manuel Juan Granell, el equipo de TinFunding está trabajando con el objetivo de conferir al proyecto un mayor carácter de red social: “queremos que los estudiantes puedan agruparse entre distintos centros educativos para así conseguir mejores precios en sus viajes de fin de curso, o compartir todo tipo de información, como consejos, experiencias, valoraciones, etcétera”, indica Granell.

Así pues, los que ya tienen una edad, han pasado del ir cargados con cajas de galletas para vendérselas a sus tíos, a recibir de sus sobrinos un enlace de recomendación para que compren tal o cual cosa. Y es que el tiempo pasa, pero en el fondo, no hemos cambiado tanto.

Texto: EFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super